Bajar de peso sin dieta es posible, si se eliminan las grasas

mantenimientoParece que para lograr una línea envidiable no sirven las dietas: basta actuar sobre las grasas que consumimos. Es lo que afirma un estudio realizado por el Dr. Lee Hooper de la Escuela de Medicina Norwich de la Universidad de East Anglia (UEA) y publicado en el British Medical Journal, que demuestra que accionar sobre las grasas que consumimos, es la mejor manera de perder peso.

El estudio examinó los resultados de 33 estudios realizados en América del Norte, Europa y Nueva Zelanda, donde se vieron involucrados 73.589 participantes, entre hombres, mujeres y niños, todos con diferentes estados de salud.

Luego, los investigadores compararon los datos de los que comían menos grasa de lo normal con los de aquellos que, en cambio, ingerían una cantidad normal de grasa. Después de seis meses, a los participantes se les midió nuevamente el peso, el IMC (índice de masa corporal) y el tamaño de la cintura.

Los resultados del análisis demostraron que, sólo reduciendo la ingesta grasa, el peso puede descender hasta 1,6 kilos, mientras que el índice de masa corporal desciende 0,56 Kg/m² y la circunferencia de la cintura en 0,5 cm. Se trata también de una pérdida de peso logrado en un tiempo bastante corto y que permanece así durante al menos siete años.

La reducción de peso encontrada cuando las personas consumían menos grasa fue muy consistente -explica el Dr. Hooper- se observó en casi todas las pruebas: los que redujeron más grasa perdieron más peso“.

La investigación, continúa el autor: “examinó a más personas que estaban reduciendo la cantidad de grasa, pero no tenían la intención de bajar de peso. Así que ellos seguían consumiendo una cantidad normal de alimentos. Lo que nos sorprendió fue que ellos realmente perdieron peso, su índice de masa corporal disminuyó y la cintura se redujo. Además, mantuvieron esta reducción de peso durante al menos siete años“.

Sin embargo, hay quienes sostienen todo lo contrario, a saber, que eliminar la grasa de la dieta no favorece para nada el proceso de pérdida de peso, sino que, en cambio lo retarda…

En conclusión, ingerir menos grasa siempre será una opción saludable, pero en éste, como en tantos otros casos, lo mejor es dejarse guiar por los consejos de un especialista.