Las espinacas bloquean el deseo de comida chatarra

EspinacasLa espinaca puede ser útil para bajar de peso y reducir los antojos de alimentos. Lo aseguran científicos de la Universidad de Lund, Suecia, que descubrieron que una sustancia extraída de las espinacas, los “tilacoides“, sería capaces de favorecer la pérdida de peso hasta un 43% más. Para llegar a esta conclusión, los autores de la investigación examinaron una muestra de 38 mujeres con sobrepeso durante un período de tres meses.

Cada mañana antes del desayuno, se pidió a las participantes tomar una bebida verde. La mitad de las mujeres tomaba 5 gramos de extracto de espinaca, mientras que el grupo de control, tomó simplemente un placebo. Por supuesto, las participantes no sabían a qué grupo pertenecían.

Las únicas instrucciones recibidas fueron las de seguir una dieta equilibrada, que incluyera tres comidas al día. De acuerdo con las conclusiones del estudio, el grupo de control habría perdido una media de 3,5 kg, mientras que el grupo que tomó tilacoides perdió, en cambio un promedio de 5 kg.

Los miembros de este segundo grupo también indicaron que les resultaba más fácil atenerse a las tres comidas al día, y no sintieron ningún deseo de comida extra, además de la proporcionada por la dieta.

El equipo de investigadores, por tanto, llegó a la conclusión de que tomar un suplemento dietético en base a tilacoides, podría disminuir gradualmente el proceso de digestión, dando tiempo suficiente para liberar las hormonas de la saciedad y para indicar al cerebro que el cuerpo está satisfecho.

Charlotte Erlanson-Albertsso, autor del estudio, dijo acerca de los datos reportados: “Nuestros análisis muestran que tomar una bebida que contenga tilacoides antes del desayuno reduce los antojos de alimentos y mantiene más satisfecho durante todo el día. […] Los tilacoides prolongan la digestión, produciendo una sensación de saciedad”.

Esto podría conducir a una mejora en el control del apetito, a hábitos alimenticios más saludables, y una pérdida de peso superior en un 43%, eliminando así el riesgo de sobrepeso y obesidad .