5 consejos para engañar el hambre y perder peso

dieta1Puede ser que durante el invierno haya ganado algunos kilos de peso. En muchos casos, también es probable que no necesite una dieta estricta para bajar de peso, sino sólo algunos consejos acerca de la forma de proceder para evitar el hambre y mantener alejados los bocadillos altos en calorías y carbohidratos que, a pesar de dar tanta satisfacción y alegría, hacen engordar

Por cierto, estos consejos no son milagrosos, porque es la voluntad la que hace la diferencia; pero sin duda son útiles consejos para comer menos y apaciguar el hambre. cuando se está dispuesto a comer todo el contenido de la nevera.

5 consejos para comer menos

¿Pero, cómo hacer para comer menos? ¿Cómo aprender a hacer las cosas bien? Veamos:

1. Comer poco pero a menudo: parece trivial, pero ¿cuántos de nosotros lo hacemos? Un café rápido en el desayuno, un aperitivo para el almuerzo y a la hora de la cena se llega con demasiada hambre. Y los bocadillos entre comidas? Son éstos, precisamente, los que nos permiten tener el metabolismo siempre activo y no llegar con hambre a las comidas principales. Muy importante es elegir sabiamente, frutas y verduras son ideales.

2. Tisanas en abundancia: beber hace bien, incluso y sobre todo estando a dieta. Pero también es muy importante beber tisana que ayuden al organismo a depurarse, fortalecer el sistema inmunológico, etc. En muchas dietas, ser sugiere finalizar la comida con una tisana específica (como la de malva o menta) para “confirmar” la sensación de plenitud en el estómago y el cerebro.

De hecho, uno de los remedios más suaves para mantener el hambre a raya incluso sin dieta es comer una manzana y beber 2-3 vasos de agua antes de la comida o la cena.

3. Distraerse: tienes hambre y está en la casa? Salga! Está lejos de casa y no puede resistir el olor de las tentadoras comidas callejeras? Entra en una tienda de zapatos! Distraerse es un shock “terapéutico”, tal vez poco convencional, pero funciona.

4. Planificar las comidas: se necesitan reglas incluso si no sigue una dieta específica, y sólo quiere “comer sano”. Caer en la tentación es muy simple: sólo basta una bolsa de papas fritas frente al televisor. Organizar nevera y despensa pensando en el menú para toda la semana, evitando comprar productos que podrían tentarnos.

5. Deporte: incluso si usted no ama el deporte, el movimiento es útil para desbloquear un metabolismo lento y perezoso. Simplemente con una caminata de 30 minutos al día se estará mejor y se perderá peso más rápido.