Concentrado de tomate y Tabasco, dos aliados de la línea

licoDebido a su contenido de licopeno y capsaicina, estos condimentos,de sabor intenso, aceleran la pérdida de peso.

Estos dos deliciosos condimentos, agregan sabor a los platos sin agregar calorías; son dos “salsas” de sabor intenso, una más delicada, la otra mucho más picante, de color rojo brillante debido al rico contenido de antioxidantes, que se pueden utilizar todo el año: son el concentrado de tomate y el Tabasco.

El concentrado de tomate es un potente antioxidante

El tomate concentrado aumenta su contenido de licopeno, un potente antioxidante: estudios recientes han confirmado que, en comparación con el tomate fresco, el licopeno contenido en la pasta de tomate es 10 veces mayor que en el tomate fresco!

Se puede utilizar el concentrado para sazonar salsas, sopas, escabeches de pescado, ensaladas, platos de verduras; también para dar sabor (basta sólo una cucharadita) a la masa de pan o pizza. No agregar sal porque el concentrado tiene un sabor intenso.

El concentrado de tomate también ayuda a combatir el estancamiento y reduce los gases intestinales.

El tabasco reduce la flacidez

El tabasco es una salsa roja picante hecha de un tipo especial de chile, el Capsicum frutescens. Fue patentado en los Estados Unidos en 1870, por la McIlhenny Company. El nombre de la salsa se ​​deriva del estado de México y la receta original tiene ingredientes como los chile tabasco, sal y vinagre de vino blanco.

El chile es una variedad picante del pimiento dulce y contiene capsaicina, un alcaloide que tiene la capacidad de acelerar el metabolismo y quemar grasa.

Su alto porcentaje de vitamina C (que es 4 veces mayor a la de la naranja) lo convierte en un excelente reafirmante y anti estrías. Además, gracias a la capsaicina, el chile (y por lo tanto el tabasco) promueven la digestión, evitando la fermentación, hinchazón y distensión abdominal. Siendo muy picante, se debe usar con moderación.