Diente de león: el primer paso para una dieta efectiva

diente-de-leónEl diente de león (Taraxacum officinale), también conocida como achicoria amarga o taraxacón, es una planta muy común en casi todo el mundo, presente en campos, patios, jardines, desde el mar hasta las montañas; de la cual se utiliza la raíz (recogida preferentemente en otoño), que contiene los principios amargos taraxasterol y taraxacina.

 

El diente de león tiene propiedades depurativas y coleréticas, es colagogo y drenante.

El término “colerético” se aplica a una planta que favorece el aumento de la secreción de bilis, y “colagoga” a la capacidad de aumentar la contracción de la vesícula biliar.

Es muy importante comenzar cualquier tipo de tratamiento con una depuración hepática, con el fin de limpiar el organismo de toxinas, desechos metabólicos y otros, para que esté más dispuesto y receptivo. De esta manera, cualquier hierba medicinal que se consuma posteriormente será mucho más eficaz y su efecto beneficioso se sentirá durante mucho más tiempo.

No deben desestimarse las grandes propiedades diuréticas del diente de león, muy superior a todas las otras hierbas depurativas, factor que en un régimen dietético es muy beneficioso, al ser el drenaje un paso muy importante y eficaz.

Esta planta también tiene propiedades tónicas y amargo digestivas, que son útil por ejemplo para lograr una sensación de plenitud, así como en el tratamiento de trastornos digestivos en general y también de la flatulencia.

Cómo tomar el diente de león

Esta planta muy útil y completa, se puede tomar de dos maneras diferentes:

– Como tisana:

1-2 cucharaditas por taza; llevar a ebullición y dejar reposar durante 15 minutos; consumir una taza por la mañana y otra por la noche durante tres semanas; luego suspender por una semana y reprender por otras tres.

– Como Tintura Madre:

40 gotas tres veces al día, antes de las comidas en medio vaso de agua durante tres semanas.

Notas y contraindicaciones:

El tratamiento con tisanas es más suave que con tintura madre; se puede combinar el diente de león con otras hierbas depurativas y/o drenantes. Su herbolario de confianza podrá asesorarlo.

Está contraindicada la asunción de esta hierba en el caso de úlceras o gastritis y, en el caso de oclusión de la vía biliar.

Etiquetas: