Fangos anticelulíticos de algas, ¿Cuáles son las contraindicaciones?

fanghiEl lodo de algas puede mejorar la apariencia de la piel, pero no es la solución a la celulitis.

La celulitis es una fuente importante de preocupación para las mujeres. Entre los remedios más comunes para este problema está el barro de algas. Pero, ¿es realmente eficaz? Todas, en algún momento, hemos caído en la tentación de utilizarlo, ya que es ideal para ayudar a la circulación de las piernas y combatir la retención de líquidos. Pero existen algunas contraindicaciones que deben ser considerados. En primer lugar, si usted está embarazada o en período de lactancia, debe evitarlos.

Las algas interfieren especialmente en la glándula tiroides, ya que siendo productos esencialmente marinos, contienen yodo, que podría llevar a un empeoramiento de la enfermedad tiroidea.

¿Qué son exactamente estos fangos?

Básicamente están compuestos por una mezcla de agua, arcilla y algas (libres de colorantes). Es aconsejable consultar a su médico antes de someterse a un período prolongado de aplicaciones. Además, también pueden ser “fastidiosos” si la piel es muy delicada. Se deben aplicar sólo si la piel está en buen estado y sin ningún tipo de lesión. ¿Por qué? Porque pueden ocurrir reacciones irritantes, que podrían aumentar el problema. También tener cuidado si existen alergias graves, aunque los efectos son transitorios y por supuesto se curan con suficiente rapidez.

Evitar sobre todo las preparaciones caseras. Lo mejor es confiar en marcas conocidas, testeadas adecuadamente, o recurrir a salones de belleza profesionales. Esta es una adecuada manera de protegerse de reacciones graves y proteger la piel.

Además, tenga en cuenta que los fangos no son milagrosos, sólo son una gran ayuda. Lo más adecuado es tomar medidas en varios frentes: en primer lugar una dieta ligera e hiposódica, también actividad física y tal vez algunos masaje.

¿Dónde se puede comprar los fangos? Lo más recomendado es comprarlos en farmacias o herboristerías, mejor aún con el consejo del médico.

Etiquetas:, ,