Cómo acelerar el metabolismo

dieta Para funcionar, nuestro metabolismo necesita una justa alternancia entre la actividad y el descanso; al igual que un motor, no hay que mantenerlo siempre encendido… o apagado! Para reactivar el metabolismo (o para que funcione a un ritmo más sostenido) sólo hay que… utilizarlo más!

Para tener éxito, el error que nunca se debe cometer es comer poco o saltarse las comidas, porque si no se come, el metabolismo se bloquea.

Imagine que su metabolismo es como la sala de máquinas de su cuerpo: si no come, el metabolismo recibe poco “combustible” y en consecuencia se pone en modo de “ahorro” y transforma en reservas de grasa la poca comida que recibe.

Así que en primer lugar, se necesita comer adecuadamente; pero también hay que recordar que hay otros dos formidables aliados del ritmo metabólico: el movimiento y el sueño.

¿Cómo acelerar el metabolismo?

– Con el movimiento: un mínimo de actividad física cada día aumenta la masa corporal magra y tonifica los tejidos.

– Con el sueño: se ha demstrado que, cuando se duerme bien y por lo menos 7 horas cada noche, el cuerpo segrega sustancias anabolizantes que disuelven la grasa.

– Con una dieta rica en proteínas: los alimentos proteicos de origen animal (como el pescado), pero también vegetal, son saciantes, hacen aumentar la masa muscular, activan los mecanismos naturales de la disolución de la grasa y tienen una acción reafirmante.

El ejercicio para acelerar nuestro metabolismo

Caminar 30 minutos al día, rompe el bloqueo metabólico y tonifica

La actividad física aumenta el metabolismo y la masa corporal magra, pero principalmente hace que el organismo produzca hormonas anabólizantes, que favorecen una rápida pérdida de peso. En la práctica, lo que hay que hacer por lo menos durante diez días, es caminar a un ritmo rápido o hacer un trote ligero durante 30-40 minutos al día.

También se puede fragmentar el ejercicio en pequeños tramios, por ejemplo, evitando el autobús y el automóvil para ir a trabajar: es importante caminar, porque caminar tonifica los músculos, regula los latidos del corazón y quema la grasa localizada.

Un truco más ¿No tiene tiempo para el gimnasio o para salir a caminar? Siempre que pueda, apriete los músculos. Comience por las pantorrillas y ascienda hacia las nalgas, el abdomen y los hombros … Contraer y relajar los músculos durante 50-60 veces seguidas potencia la masa magra, aumenta el calor del cuerpo y derrite los depósitos de grasa.

La importancia del descanso y dormir para el metabolismo

Dormir siete horas nos despierta más enérgicos y con menos hambre sueno

También dormir bien hace perder peso, ya que, mientras se duerme, el metabolismo funcione para usted: los que descansan poco y mal tienden a tener un metabolismo más lento y buscan comida más a menudo para amortiguar la sensación de cansancio.

En particular, los que duermen al menos de 7 horas por noche, en promedio, son más delgados que aquellos que descansan menos: un sueño de mala calidad, de hecho, afecta negativamente la secreción de hormonas como la insulina, el cortisol, la leptina y la grelina, que rigen la tendencia a acumular grasa y la sensación de hambre.

La falta de sueño puede causar cambios glucémicos, aumentar el deseo de azúcar y allanar el camino al rápido aumento de peso.