Cómo tener un vientre plano después de los 50

EjerciciosCombatir la “pancita” se puede, con los ejercicios correctos!

Tener un vientre plano es el sueño de todas, tener un estómago plano y sin rollitos es una cuestión de constitución, genética y adaptación al medio ambiente, lo que significa que, tener un vientre plano desde el nacimiento es posible para algunas personas, pero para la mayoría de nosotros, se trata de comer menos y mejor, y hacer ejercicio.

El problema se agrava después de los 50: la menopausia provoca una disminución del estrógeno que hace que más redonda la cintura.

Después de los 50 años aumenta la probabilidad de tener más panza y unos cuantos kilos más, sobre todo en la entrada a la menopausia. Los kilos de más que se acumulan en la menopausia, casi siempre se depositan en la cintura.

Por otra parte, la reducción de los estrógenos puede inducir a trastornos del sueño: el cansancio y la fatiga rsultantes, provocan un aumento en el apetito.

A los 50 años ….

– Disminuya el consumo de harina de trigo: una rebanada de pan blanco aumenta el azúcar en la sangre más que una cuchara de azúcar. El aumento de azúcar empuja al organismo a liberar insulina, y en consecuencia a acumular grasa. Disminuir o evitar las harinas de la dieta disminuye el apetito y reduce la grasa abdominal .

– Aumente el consumo de proteínas para contrarrestar la pérdida de tono muscular y la masa muscular magra.

– Duerma bien: la habitación debe ser un ambiente fresco y sombreado, tranquilo.

– Mejore su actividad física: para contrarrestar la desaceleración del metabolismo y la pérdida de masa muscular, haga dos entrenamientos intensos por semana y aeróbicos durante 5 días a la semana.
Veamos tres ejercicios para obtener un vientre plano, incluso después de 50!

– Hacer estos ejercicios 2 o 3 veces a la semana: repetir todos los movimientos de las tres series.

– Los ejercicios que explicamos ayudan a prevenir la redondez excesiva causada por la pérdida de masa muscular y ayudan a mantener el equilibrio.

Crunch + Bicicleta

Acuéstese boca arriba con las rodillas dobladas y los pies apoyados. Levante los pies del suelo y lleve las rodillas por encima de las caderas. Levante los hombros del suelo y mantener las manos detrás de la cabeza. Lleve su codo derecho hacia la rodilla izquierda y estire la pierna derecha, manteniéndola bien levantada hacia arriba. Invertir con la otra pierna.Realizar 15 repeticiones.

Crunch inverso

Acuéstese de espaldas con las piernas estiradas hacia arriba por encima de las caderas. Colocar los brazos laterales al cuerpo, con las palmas de las manos en el suelo.Contrayendo los abdominales, levante las caderas del suelo y, a continuación, baje las caderas y las piernas al suelo. Haga 15 repeticiones.

Postura del árbol

La postura del árbol, o Vrksasana, es una postura del yoga destinada a perfeccionar el equilibrio y la concentración de la mente. Realice este ejercicio sobre un step, o un escalón. Colóquese en esta posición, apriete los músculos abdominales y coloque el pie derecho detrás de la pantorrilla izquierda. Estire los brazos por encima de su cabeza. Mantenga la posición durante 10 respiraciones; luego invierta las piernas y repita la posición.